¿Por qué House es sexy y yo no?

Paréntesis, servicio de atención al cliente, sexismo
Esta cuestión se me planteaba ayer por la tarde, cuando estaba subiendo la calle Muntaner cojeando de camino al trabajo. Me hice daño –no sé cómo- en el dedo gordo del pie y me dolía horrores apoyarlo en el suelo, así que iba caminando apoyando exclusivamente el canto del pie, ergo, iba coja.
Soy una persona que reacciona de forma pesimista a las cosas malas o regulares que le pasan en la vida. Es decir, cuando algo malo ocurre, siempre me pongo a imaginar qué pasaría si fuera a peor y a peor, creando una bacanal de desgracias en mi cabeza. Éste es un ejemplo interesante: iba subiendo la calle Muntaner de Barcelona e imaginaba que me desmayaba del dolor o que de alguna manera acababa llegando al hospital y allí me decían que padecía una enfermedad degenerativa que iba a dejarme coja o en silla de ruedas en poco tiempo. Entonces empecé a imaginarme a mí misma en silla de ruedas o teniendo que llevar un bastón. Fue entonces cuando hice la asociación racional de conceptos bastón-House, y caí en la cuenta de que House era un tío muy sexy, incluso con bastón.
De aquí vino el inevitable interrogante: ¿podría ser yo sexy con bastón? Y aunque la respuesta no fue un ‘NO’ rotundo, sí fue dubitativa. Sí, se puede ser mujer, usar bastón y ser sexy, pero debe ser difícil de cojones.
Mientras seguía cojeando, y a raíz de todo esto, se me plantearon muchas otras dudas. Empecé a analizar rigurosamente la figura de House. ¿Por qué House es sexy? Por su actitud, por su humor, por su carisma, por su sonrisa, su barba canosa y sus ojos azules. De estas seis cosas que se me ocurrieron, sólo tres de ellas son atributos físicos que además sólo se presentan de cuello para arriba. House no tiene un cuerpo atlético, nunca muestra más piel de la necesaria y cuando lo hace no es para mostrar su sex-appeal, precisamente. House es capaz de ser sexy sin recurrir a la evidencia, a lo físico. Ni siquiera es un hombre objetivamente atractivo, pero tiene algo. ¿De cuántas mujeres podemos decir lo mismo?
Un hombre tiene un abanico mucho más amplio de posibilidades para mostrarse atractivo. Nunca he escuchado el término ‘feo-guapo’ haciendo referencia a una mujer. Una mujer guapa es guapa, mientras que una fea es fea. No hay zona gris, no hay término medio, no hay lugar para la interpretación subjetiva. Mostradme a una mujer que no recurra a la belleza evidente y que sea considerada sexy para las masas. Mostradme a una mujer que no cumpla con los cánones estéticos que sea reconocida por su sensualidad. Mostradme a una mujer coja, o en silla de ruedas, o con cualquier tipo de minusvalía física que sea considerada un icono sexual.
No podríais.
A nosotras se nos exige la perfección. ¿Podría una mujer resultar sexy usando un bastón? ¿Podría resultarle yo sexy a alguien mientras estaba cojeando por toda Barcelona?

2 comentarios en “¿Por qué House es sexy y yo no?

  1. Seré yo muy rara, pero para mí sí que hay mujeres feas-guapas…
    Es decir, sí, tienes razón, las mujeres nos sentimos obligadas a “estar guapas” de un modo concreto, puramente estético e impuesto por los cánones de belleza/tradiciones/gustos de una sociedad y/o una persona con la que convivimos. Pero hay muchas mujeres que son como House, no son atractivas de ese modo, pero tienen unos huevos cuadrados y sólo por eso son sexys…
    Las que son “feas-guapas” reconocidas por las masas no son feas en absoluto, son preciosas, solo que tienen X centimetros de más o de menos en X parte del cuerpo.. (es jodidamente triste, pero no voy a entrar en eso)
    También tengo que darte la razón con eso de que los tios lo tienen más “fácil”. No tienen que ser físicamente perfectos y pueden seguir siendo sexys.
    En fin, con todo eso quiero decir que aunque sea difícil sí que hay mujeres feas, pero increíblemente sexys y tú (tú, yo y cualquiera, quiero decir) podrías resultar sexy con un bastón y cojeando, si tú te lo creyeses (pero de verdad, no de libros de autoayuda).

    Me gusta

  2. Hola María. En primer lugar gracias por leer y comentar. En segundo lugar te voy a dar la santa razón en todo lo que has dicho. Sí, afortunadamente hay mujeres mundialmente reconocidas como pibones que no cumplen con los cánones de mierda. Viva ellas. Pero la proporción sigue siendo muy descompensada y es eso lo que me da rabia. Sobretodo cuando -por ejemplo- te pones a pensar en películas o series que ves y te das cuenta de hay todo un abanico de formas, colores y tamaños de hombres y un único modelo de mujer, por norma general atractiva y delgada.
    En fin, no me quiero enrollar. Muchas gracias por pasarte y por comentar, me has puesto más contenta que unas castañuelas. 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s