Amar mal

Lo que a la gente le gusta llamar amor

No sé muy bien cómo empezar este pequeño post porque el tema del que quiero hablar es bastante abstracto, aunque parte de una idea muy simple que se me ocurrió hace unas semanas, y es la siguiente:

De la misma forma que hay gente que folla mal, hay gente que ama mal.

A veces, cuando la persona a la que quieres te hace daño de forma sistemática, te intentas convencer a ti mismo de que no te quiere, de que sólo está contigo porque le conviene, para no estar solo o para subir su propio ego, porque uno no destruye a la persona que quiere. A esta clase de personas que sólo quieren a medias, que están tan enamoradas de sí mismas que apenas dejan sitio para sentir algo por otra persona, a esos seres egoístas que valoran más su propio bienestar antes que el de la persona que presuntamente quieren, les diría: Ama o no ames, pero no lo intentes.

A esto lo he bautizado con el nombre de amar mal. Amar mal es peor que no amar en absoluto.

Si no consentimos que nos fol*** mal, ¿por qué debemos permitir que nos amen mal?

Lu, quien es mi alma gemela, por si aún no lo sabíais, ha reflexionado mucho más que yo sobre este tema, quizás porque lo ha vivido en su propia piel. Y ella tiene una opinión que seguramente valoraréis más que la mía. Dice esto:

“Mi idea del amor siempre ha sido algo absurda. Lo entiendo como algo fuera de toda racionalidad. Amar es tan inevitable como un desastre natural, y a veces igual de devastador. Mi forma de amar no entiende de pequeñeces, de rutinas ni de tardes compartidas en el sofá. Amar es algo que sucede a pesar de mí misma. Tal vez por eso me ha costado entender que hay gente que ama mal. A medias, sin consecuencias. Hay gente capaz de dañar a quien ama porque se quieren más a sí mismos. Hay gente incapaz de reconocer que ama. Y cuando te topas con algo así, sencillamente no puedes registrarlo. Y te dices a ti misma que te están usando, que solo es sexo, que eres tu la inconsecuente, la contingente.
Cuando ya no puedes negar la evidencia, lo más probable es que tengas heridas en el alma, la piel más dura y la cabeza más fría. Y es que fuera del blanco y el negro, por encima del te quiero o te uso, hay amores que te hacen feliz y amores que te destruyen”.

Gracias, Lu.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s