No eres tú, es el cuándo

Lo que a la gente le gusta llamar amor

Ayer mi amiga Nuria me hacía llegar una reflexión muy interesante:

“He estado pensando en mi hermano mayor. Él ha tenido varias relaciones largas con chicas cuando era más joven que no funcionaron. Y ahora ha conocida a una y se va a ir a vivir con ella. Y yo me pregunto, ¿sólo lo hace porque ya tiene una edad y quiere asentarse? Si hubiera conocido a cualquiera de sus ex ahora, ¿habría dado este paso?”.

Y tiene gracia porque esta idea es un claro ejemplo de una teoría que llevo tiempo gestando. Hay un capítulo de Sexo en Nueva York (insisto, hay un capítulo de esta serie adecuado para cada cosa que te pasa en la vida, comprobado) en el que se referían a los hombres como taxis, y en lo importante que era pillarlos ‘con la luz encendida’. Mi teoría es un poco diferente porque obviamente no afecta solo a los hombres, sino también a las mujeres. Y en mi caso personal de forma muy evidente, además.

Os explico. ¿Alguna vez habéis odio esa frase de ‘ojalá te hubiera conocido antes’? Vale, pues esa frase es mierda pura. No es real, no es verdad. El hecho de que una relación funcione con alguien no depende solo de la persona, sino que en un 50% en proporción también depende del cuándo, de tus circunstancias del momento, de tu estado emocional. Así que probablemente, si hubieras conocido a esa persona antes o no te habría interesado o no habría funcionado. Esto funciona así. He conocido a muchas personas que sé que me hubieran tocado la fibra si las hubiera conocido en otro momento, de la misma forma que todas mis relaciones sentimentales se han dado en gran medida gracias a cómo estaba yo, a lo que estaba buscando y a lo que necesitaba. Me gusta pensar que algunos (muchos) tíos que me gustaban y que han pasado de mí, ha sido porque no aparecí en el momento adecuado. Aunque prefiero no saber la verdad, francamente.

Creo que una forma adulta y sana de ver las relaciones entre personas consiste en saber lo que uno necesita, y en encontrar la forma de conseguirlo. Quizás necesitas estar solo. Quizás necesitas tener a alguien que te guste y a quien ver pero sin concebir nada serio a largo plazo. Quizás necesitas enamorarte. Si es así enhorabuena, tarde o temprano encontrarás a alguien que busque y necesite lo mismo que tú, y así podáis compartir vuestro tiempo. Vive con, no por. De siempre. Pero en serio, no te obsesiones con una persona que no te va a dar lo que quieres, eso sólo provocará que te haga daño, que pierdas autoestima y que creas que de alguna manera la culpa de que no funcione es tuya. Pero no. No eres tú, es el cuándo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s