Un tío me ha hecho una bomba de humo

Lo que a la gente le gusta llamar amor

 

Bomba de humo: Acción de desaparecer sin dejar rastro y aparentemente sin motivo alguno, dejando a la otra u otras personas en un estado de shock emocional.
 Un tío me ha hecho una bomba de humo. Tal cual.
Quedamos para comer un viernes después del trabajo. Era arriesgado. Apenas lo conocía y no sabía si podía caerme mal. Lo normal en una primera cita es quedar para tomar unas cañas para poder huir sin levantar demasiadas sospechas. Si ves que la cosa es realmente incómoda, apuras tu bebida de un trago y finges que tienes una cena/sacar a la mascota que no tienes/cita en el ginecólogo y te piras.
En una comida es diferente: Estáis sentados uno frente al otro y no os queda más remedio que… bueno, hablar.
Quedar para comer es negativo lo mires por donde lo mires. Porque si el tío no te gusta tienes que aguantar de una a dos horas de silencios incómodos, sonrisas forzadas y conversaciones de relleno en las que no tienes ningún interés. Si por el otro lado te gusta la otra persona, lo más probable es que se te quede un trozo de espinaca entre los dientes o que hagas el ridículo comiéndote un plato de tallarines.
Por suerte mi cita no fue un desastre. O al menos no me lo pareció. Fueron cuatro horas de charla agradable y continuada, con bromas, chistes, anécdotas e incluso confesiones inconfesables. No hubo beso, sólo un abrazo y dos besos en la mejilla, con la promesa de volver a quedar pronto.

Seis días después sin tener noticias del tío barajaba distintas opciones:

  1. Ha muerto trágicamente atropellado por un autobús.
  2. Ha tenido que huir del país con el programa de protección de testigos.
  3. Pasa de mi culo.

Finalmente, tras echarle narices, decidí actuar con madurez y enviarle un mensaje proponiéndole una segunda cita.

Dos horas después.

El doble check azul no engaña.
Habemus bomba de humo.
Si os dijera que me dio igual mentiría. Me gustaba ese tío. Pero en momentos como ese no se puede hacer más que resignarse, coger la poca autoestima que te queda y felicitarte a ti misma por haber tenido la valentía de ir a por algo que querías (o por lo menos que te apetecía).
En fin.
¡Siguiente!
tumblr_nidlhoGcC51shcemfo1_500.gif

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s